¿A los cuántos cursos seré rentable?

Últimamente podemos observar que existe un sin fin de cursos para aprender a operar en el mercado de Forex, algunos de ellos aparecen ofreciendo lo que todos pueden encontrar en la web, dicho por distinta voz, distintos gráficos y distinto nombre, pero al final, los mismos conceptos:

Soportes y resistencias, líneas de tendencia, chartismo, patrones armónicos; lo común en este mundo, lo que la mayoría conoce, lo que todos dominan y que es bastante sencillo de interpretar; líneas y figuras imaginarias de las cuáles pretendemos esperar rechazos, rompimientos u objetivos.




Hay otros con estrategias bastante rígidas, teniendo que esperar patrones en los movimientos del precio, acompañados de indicadores técnicos que deben respetar ciertas reglas en conjunto para poder definir una entrada instantánea a mercado, misma que será cerrada cuando el patrón o el indicador lo mande, una operativa modelo robot, en la cual el trader, no tiene consciencia o conocimiento de lo que el precio nos muestra, solamente esperando indicaciones y patrones para abrir y cerrar posiciones.




O uno como el otorgado en esta academia, optando por la comprensión de la acción del precio, analizando desde las entrañas, entrando en conceptos de liquidez y su neutralización para ubicar entradas y objetivos de manera precisa.


En fin, son diversas las metodologías que fueron creadas y expuestas para tratar de ganarle al mercado.




La mayoría de ustedes seguramente conoce más de 1 curso con distinta operativa, más de un modelo de análisis y siguen buscando más, ¿me equivoco? y aún así la rentabilidad continúa sin verse cerca.




Es aquí cuando analizamos nuestra situación y nos preguntamos ¿cuántos cursos más necesito?.




La respuesta es compleja y no me atrevo a decir que 1, 3 o 5, estamos dentro de una generación que tiene la mala costumbre de esperar a que todo se resuelva por algo externo a nosotros, con un solo click y de manera sencilla.


Siento desilusionarte, pero debo decirte que uno o varios cursos. por si solos, no te darán rentabilidad, lo primordial en esta ecuación ERES TÚ.




Entonces, ¿de qué modo?, ¿cómo lo logro?.




La respuesta se encuentra en un conjunto de puntos clave que necesitarás desarrollar mediante la práctica, la medición de resultados, tu mentalidad, tus objetivos respecto al trading, etc.



PUNTOS CLAVE.





-Análisis.




Es claro, debes tener conocimientos de análisis, sea cual sea tu método.

Es necesario que conozcas el por qué abres una operación, por qué la cierras, en qué precio lo haces, etc., ya sea que lo hagas por medio del entendimiento del price action, porque los indicadores así lo muestran o porque tocó la resistencia; la razón es indiferente, sin embargo, es de suma importancia que estés consciente de lo que estás haciendo.



-Cuenta Demo.


¿Cuál es la necesidad de regalar dinero por no tener rentabilidad?



Estas cuentas a veces son poco valoradas por los nuevos traders por diversas razones; “No siento la presión de operar con dinero real” “Operar una demo es como jugar” “Así no gano dinero” etc.


Bueno, aquí es donde se prueba la valía de tu estrategia, donde te demuestras que lo que realizas funciona, donde compruebas que podrás ganar en vez de perder. 



Repito la pregunta, si aún no sabes ganar, ¿Qué necesidad tienes de perder dinero real?.





-Medición de resultados.




¿Operas en cierto horario? ¿Abres posiciones con algún tipo de patrón? ¿Colocas tu SL en un nivel específico? ¿Cierras siempre con un número de pips de ganancia? ¿Cuántas operaciones aciertas? ¿Cuántas pierdes? ¿Cierras parciales?.



Todo debe estar incluido en una bitácora para poder saber qué te funciona y qué debes desechar de tu operativa.



Aquí le puedes dar un uso perfecto a una cuenta demo.



Así, mientras logres filtrar lo que te funciona y eliminar lo que no, más te acercarás a la meta.





-Ratios Riesgo:Beneficio y porcentaje de acertividad.




En cuestión de los ratios, puedes verlo como una apuesta, jamás apostarías con un amigo si al perder, perdieras más de lo que ibas a ganar; es decir, no aceptarías una apuesta en la que al ganar, solamente ganes 5 dólares, pero al perder aceptes perder 10 dólares.


Entonces, ¿por qué lo harías en el trading?.


Te recomiendo nunca operar un análisis en el que no ganes por lo menos el doble de lo que estás dispuesto a perder, eso te acercará más al crecimiento constante de tu balance.



Sin embargo, aquí influye directamente el porcentaje de acertividad, mientras más alto sea, más puedes reducir tus ratios y aún así ganar.



Ejemplo:


-Si operas siempre con ratio de 1:1, y tienes 50% de acertividad, tu cuenta se mantendrá alrededor de tu balance inicial, pero si aciertas el 80% de trades, tu cuenta crecerá constantemente.


-Si operas siempre con ratio de 1:2, solo necesitas 33% de operaciones ganadas para mantener tu cuenta en el balance inicial, y con 50% de operaciones victoriosas, tu cuenta crecerá constantemente.




Imagina operar siempre con ratios mayores a 1:3 o 1:5, facilitaría el crecimiento, ¿no?, claro, siempre será necesario un buen análisis que respalde el escenario.





Mentalidad.




Nuevamente la cuenta demo, si. “¡Pero ¿cómo?, si no estoy operando dinero real!”, bueno, pues es bastante sencillo; al tener la certeza de que tu operativa es ganadora, que no pierdes dinero, obtienes algo básico pero esencial, se llama CONFIANZA.



Al contar con ella, superar el miedo de operar dinero real, será una tarea mucho mas sencilla; es muy distinto si no nos conocemos como traders, si no sabemos de lo que somos capaces o peor aún, si sabemos que en este momento solamente perdemos dinero.


Con la confianza de nuestro lado, podremos permitir al precio que se desarrolle, que corra a nuestro favor, comenzará a desvancerse el miedo de cerrar rápidamente los profits y dejaremos de cometer errores influenciados por nuestros sentimientos una y otra vez.

Si sabes el potencial que tiene tu operativa porque ya lo comprobaste, entonces tu pase a real será mucho mas amigable.





-Objetivos personales de trading.




Sonará extraño, puesto que rentabilidad para muchos significa solo ganar dinero, sin embargo, cada trader cuenta con un perfil distinto, objetivos distintos y balance de capital distinto.



Posiblemente quieras hacer retiros semanales, mensuales o anuales; tal vez seas un trader que cuenta con ahorros y buscas incrementarlos por encima de las ganancias que otorga un fondo bancario y hacer tu retiro en 20 años; tal vez solamente quieras utilizar un poco para apalancarte de manera abrupta y obtener resultados mucho mayores realizando retiros rápidos.


A partir de conocer tu perfil, necesitas diseñar una estrategia que te otorgue los rendimientos esperados, esto te convertirá en un trader agresivo o conservador, utilizarás distinto apalancamiento, diferente riesgo, diversa cantidad de operaciones, etc.



Necesitas tener de manera muy clara tu perfil de trader para obtener la rentabilidad que específicamente TÚ requieras.





Elección de operaciones.



Bueno, pues gracias a todos los puntos anteriores, te darás cuenta que no todos los análisis que realices contarán con las características necesarias que se adapten a la operativa que necesitas para obtener rentabilidad, te daré un ejemplo sencillo:



-Eres un trader moderado


-Operas con 2% de riesgo por trade


-Tienes 100 dólares de balance en cuenta estándar


Si tienes un análisis en el que necesitas 60 pips de SL, con tu lotaje mínimo (0.01) arriesgarías 6 dólares, esto representa 6% de tu cuenta y tú solo arriesgas 2% por trade.


Pues bien, esta operación no es para ti.





Suena sencillo y de algún modo lo es, requiere de disciplina para que puedas conocerte en todo aspecto, saber de qué eres capaz y qué necesitas para maximizar tu trading, de ese modo podrás armar tu propio plan, con tus propias reglas y objetivos personales.



Por lo tanto, en este momento me atrevo a decirte que no necesitas tomar mas de 1 curso, siempre y cuando puedas tocar estos temas dentro de la mentoría, para que finalmente puedas, por cuenta propia, armar la estrategia que satisfaga tus necesidades y te haga llegar a la meta.


Ahora es cuando dejas de jugar al Forex y comienzas a estudiar Trading formalmente.